sábado, 9 de mayo de 2009

DIVISIÓN DE LA PUERICULTURA.


La puericultura se divide en preconcepcional, intrauterina y postnatal, subdividiéndose esta última en de primera, segunda y tercera infancia.
La puericultura preconcepcional tiene por objeto la obtención de una descendencia fuerte y sana mediante el cuidado y la selección de los generadores, antes de la concepción; comprende también, la eugenesia (eu-bien y genos-engendrar).
A la puericultura intrauterina concierne el conjunto de normas higiénicas, la asistencia medica durante el periodo en que el feto se encuentra en el claustro materno, así como durante el parto, conducentes a la obtención de un producto de la gestación en perfectas condiciones fisiológicas. Su importancia es muy grande si se consideran las cifras elevadas de mortalidad que son atribuibles al peligro congénito, evitando los abortos, los traumatismos obstétricos, los partos prematuros y las demás complicaciones que pueden sobrevenir como consecuencia del parto.
La puericultura postnatal abarca los distintos periodos en que la infancia está dividida; la puericultura de la primera infancia se extiende desde el nacimiento hasta el fin de la primera dentición que tiene lugar a los dos años y medio.
La puericultura de la segunda infancia comprende desde los dos años y medio hasta que comienza la segunda dentición, es decir, hacia los siete años.
La puericultura de la tercera infancia se extiende desde los siete años hasta la pubertad, en cuyo periodo el niño y la niña se transforman en hombre y mujer respectivamente, fenómeno que ocurre entre los once y los dieciséis años, dependiendo esta oscilación de diversos factores, entre los que figuran la latitud geográfica, el clima, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada